Manual práctico de autoempleo 2018

10.1 Capitalización del desempleo o prestación en pago único.

El Pago Único o la Capitalización del Desempleo lo pueden solicitar aquellas personas que están en desempleo y estén interesadas en iniciar su propio negocio. Permite cobrar en un sólo pago todo o parte del importe pendiente de la prestación por desempleo (de nivel contributivo).

La iniciativa de la capitalización por desempleo (o prestación en pago único) aparece contemplada por primera vez en la legislación española en el año 1985 mediante el Real Decreto 1044/85. No obstante, a lo largo de estos años se han ido modificando los requisitos de acceso a la prestación del desempleo en pago único, especialmente en el caso de los trabajadores desempleados que optan por desarrollar una actividad económica como trabajadores autónomos.

Actualmente la capitalización por desempleo está regulada según lo establecido por el artículo 228.3 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social y en la Disposición transitoria cuarta de la Ley 45/2002, modificada por la disposición final tercera de  la  Ley 36/2003, de medidas  de reforma económica, y según lo establecido en el Real Decreto 1975/2008, y en Real Decreto 1300/2009.

En qué consiste.

 

El Pago Único o la Capitalización del Desempleo lo pueden solicitar aquellas personas que están en desempleo y estén interesadas en iniciar su propio negocio. Permite cobrar en un sólo pago todo o parte del importe pendiente de la prestación por desempleo (de nivel contributivo).

Si está pensando en iniciar un trabajo por cuenta propia, puede beneficiarse del pago único para montar su empresa. Esta medida facilita las iniciativas de empleo autónomo abonando en un solo pago el importe de dicha prestación por desempleo a las personas beneficiarias

Se trata de una medida para fomentar y facilitar iniciativas de empleo autónomo entre personas que estén percibiendo la prestación por desempleo de nivel contributivo, abonando el valor actual del importe de la prestación que reste por percibir a aquellas personas beneficiarias que pretendan:

  • Incorporarse de forma estable como socios/as trabajadores/as o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales ya constituidas, o constituirlas, aunque se haya mantenido un contrato previo con las mismas.
  • Desarrollar una actividad como personas trabajadoras autónomas. No se incluirán en este caso quienes se den de alta como trabajadores/as autónomos/as económicamente dependientes, firmando un contrato con una empresa con la que hubieran mantenido una relación contractual inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo o que pertenezca  al mismo grupo empresarial de aquella.
  • Destinar el importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva creación o creada en un plazo máximo de 12 meses anteriores a la aportación, siempre y cuando se vaya a poseer el control efectivo de la sociedad, se vaya a ejercer en la misma una actividad profesional y se produzca un alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar.

Quienes pueden ser beneficiarios.

 

Pueden ser beneficiarios aquellos desempleados que cumplan los siguientes requisitos:

  • Ser persona beneficiaria de una prestación contributiva por desempleo y tener pendiente de recibir a fecha de solicitud del pago único, al menos tres mensualidades. Las personas beneficiarias de la prestación por cese de actividad es necesario que  tengan pendiente de percibir como mínimo seis meses.
  • No haber cobrado el pago único, en cualquiera de sus modalidades, en los cuatro años inmediatamente anteriores.
  • Iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes desde la resolución que conceda el pago único, y siempre en fecha posterior a la solicitud. No obstante, una vez realizada la solicitud, se puede iniciar la actividad y darse de alta en la Seguridad Social antes de la resolución del pago.
  • Si se ha impugnado ante la jurisdicción social el cese de la relación laboral que ha dado lugar a la prestación por desempleo, cuya capitalización se pretende, la solicitud del pago único debe ser posterior a la resolución del procedimiento.
  • Quienes en los 24 meses anteriores a la solicitud del pago único hayan compatibilizado el trabajo por cuenta propia con la prestación por desempleo de nivel contributivo, no tendrán derecho a obtener el pago único para constituirse como trabajadores o trabajadoras por cuenta propia o como personas trabajadoras autónomas socias de una sociedad mercantil.
  • Si la cooperativa prevé en sus estatutos la posibilidad de que los socios o socias tengan que superar un periodo de prueba,  haber superado dicho periodo. Aunque el derecho al pago único de la prestación se podrá aprobar, la persona solicitante únicamente lo percibirá cuando presente ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) el acuerdo del consejo rector de haber superado dicho periodo de prueba. 

Alternativas entre las que pueden optar los beneficiarios.

 

Los desempleados con derecho a percibir la prestación por desempleo de nivel contributivo que deseen optar  por  solicitar  la  prestación en  pago  único podrán elegir como formas de materializar los fondos así recibidos:

Constituir una sociedad laboral, o una sociedad cooperativa de trabajo asociado, de nueva creación formando parte de ella como socio trabajador, bien realizando el proceso de constitución antes de recibir la prestación, o bien esperando a obtener el pago único, y posteriormente hacer la escritura de constitución.

Integrarse como socio trabajador en una sociedad laboral, o en una sociedad cooperativa de trabajo asociado, ya existente. Para las solicitudes presentadas entre el  31 de julio  de 2009 y el  31 de diciembre  de 2010 se ha eliminado el  requisito que no permitía que previamente hubiera existido una relación contractual con la misma sociedad superior a veinticuatro meses.

Darse de alta para  iniciar una actividad  económica como trabajador autónomo.

Cómo se determina la cuantía de la prestación.

 

La cantidad a recibir se calcula en función  de  las  cotizaciones  realizadas  por  el  desempleado mientras estuvo trabajando (como mínimo ha de tener 360 días trabajados con cotización por desempleo), descontadas según el tipo de interés legal del dinero en  España  que se fija  cada año (siendo del 5,50 por ciento hasta el  31  de  diciembre  de 2009). Por tanto, la denominación de “capitalización” resulta un tanto ambigua, dado que en realidad la determinación de la cuantía de los fondos a recibir se realiza mediante la “actualización” al momento presente de las cantidades pendientes de percibir.

En el caso de solicitar la subvención de  las  cuotas  a  pagar  a  la  Seguridad  Social, la cuantía de la subvención será fija y se calcula en días completos de prestación, en función del importe de la aportación íntegra del trabajador a la Seguridad Social al inicio de la actividad.

Obligaciones de los beneficiarios.

 

Han de presentar la solicitud de la capitalización del desempleo, que se puede hacer junto con la solicitud de  la prestación por desempleo  de nivel  contributivo,  o posteriormente,  debiéndose  entregar en la Oficina del Servicio Público de Empleo, o en la Dirección Provincial de la Entidad Gestora correspondiente.

Además, es necesario que en el plazo  máximo  de  un  mes  tras la  concesión  de la prestación el beneficiario ponga en marcha la actividad empresarial y se dé de alta en la Seguridad Social, debiendo presentar ante la Entidad Gestora la documentación acreditativa del inicio de actividad.

Por otra parte, el trabajador, de una sociedad laboral o de una sociedad cooperativa de trabajo asociado, que se acoja a esta modalidad puede destinar la cantidad percibida del pago único íntegramente a realizar la aportación al capital social de la empresa necesaria para adquirir la condición de socio (en este caso se podría solicitar además la subvención del 100 por 100 de las cuotas a  la  Seguridad  Social  para  el  caso de trabajadores  encuadrados  en el Régimen General, y del 50 por ciento de la cuota mínima para el caso de trabajadores autónomos), o puede utilizar un porcentaje de dicha cantidad para aportar al capital social, y el resto reservarlo para hacer frente al  pago  de  las  cuotas  futuras  a la Seguridad Social, u optar por financiar únicamente las cuotas a pagar a la Seguridad Social.

En el caso del trabajador autónomo, puede optar por destinar como máximo el 60 por ciento de la cantidad que tiene derecho a percibir a subvencionar los gastos de inicio de actividad (salvo que tenga un grado de minusvalía  igual o superior al  33 por ciento, donde  el  límite  desaparece), o por destinar una parte a subvencionar los gastos de inicio de la actividad  (con  el límite anterior) y el resto utilizarlo para subvencionar las cuotas a pagar a la Seguridad Social, u  optar únicamente por subvencionar las cuotas a pagar a la Seguridad Social. En el caso de tratarse  de jóvenes varones de hasta 30 años, o de mujeres de hasta 35 años, el porcentaje  máximo  del  60  por  ciento  se eleva hasta el 80 por ciento, para todas aquellas solicitudes que se presenten entre el 31 de julio de 2009 y el 31 de diciembre de 2010.

Documentación necesaria a presentar para su solicitud.

 

  • Impreso de solicitud de la prestación en pago único del desempleo.
  • Documento nacional de identidad o el número de identidad de extranjeros.
  • Si el desempleado se incorpora como socio trabajador a una sociedad cooperativa de trabajo asociado o a  una sociedad  laboral  ya constituida:
    • Certificado del consejo rector o del órgano de administración de la Sociedad Laboral en el que conste la  solicitud de ingreso en la  misma, el  trabajo  de carácter estable y si hay período  de  prueba  su  duración  (indicando el  importe de la aportación obligatoria y voluntaria; o el valor de adquisición de las acciones o de las participaciones de la Sociedad Laboral para adquirir la condición de socio, salvo que sólo se solicite la subvención de las cuotas a la Seguridad Social).
    • Si parte se destina a aportación voluntaria: compromiso de que dicha aportación permanecerá en  la  sociedad  el  mismo tiempo que la  obligatoria, o el mismo tiempo durante el que hubiera percibido la prestación por desempleo en la modalidad ordinaria de abono mensual.
  • Si el desempleado se incorpora como socio trabajador a una sociedad cooperativa de trabajo asociado o a una sociedad laboral de nueva creación:
    • Documento privado firmado por los socios el que consten las condiciones de trabajo de carácter estable, la  identidad de los socios, la  manifestación de  su voluntad de constituir la sociedad, las aportaciones del socio a la cooperativa incluyendo la cuota de ingreso o el valor y número de acciones      o participaciones a suscribir por el socio de la sociedad  laboral,  excepto  si  sólo se solicita la  subvención de las cuotas a pagar a la Seguridad Social.
    • Proyecto de los estatutos.
    • Memoria explicativa del proyecto de la inversión a realizar y actividad a desarrollar, y documentación que acredite la viabilidad.
      • En caso de realizar aportaciones voluntarias, se establecen los mismos requisitos que para las ya existentes.
  • Si el desempleado inicia una actividad empresarial como trabajador autónomo:
    • Memoria explicativa del proyecto de la inversión a realizar y de la actividad a desarrollar, y documentación que acredite la viabilidad.
    • Si se solicita exclusivamente la subvención de las cuotas a pagar a la Seguridad Social no será necesario que la memoria refleje los datos de la inversión inicial.
    • Certificado de discapacidad, en caso de minusvalía igual o superior al 33 por ciento.

La memoria de la actividad empresarial tiene por objeto determinar la viabilidad económica y financiera del proyecto, y en ella han de constar los datos identificativos personales, la descripción de la nueva actividad empresarial (ámbito de actuación,  marco  jurídico y fecha de inicio), capital que se requiere (forma de financiación y distribución entre capital propio y financiación ajena, o  capitalización  en  pago único),  inversiones  a realizar y local en el que se llevará a cabo la actividad empresarial, para los primeros ejercicios de actividad estimaciones  sobre  los  ingresos,  gastos  y beneficios, así como la  estimación de la creación de empleo.

Si no se justificara convenientemente el inicio de la actividad, o no se destinaran las cantidades percibidas a los fines requeridos, deberán reintegrarse las cantidades percibidas.

Una vez resuelta la solicitud en el plazo de un mes habrán de presentar los documentos que aparecen recogidos en la tabla siguiente.